Escoria S.A.

Just another freak weblog

La Jungla de Cristal 4.0

LLego del cine con una sonrisa en la boca. Este verano ha sido grande en entretenimiento cinematrográfico: 28 Semanas Despues, Ratatouille, El Ultimatum de Bourne y ahora la Jungla de Cristal 4.0. Vuelve John Mclanne, ese perdedor mordaz y encantador interpretado por Bruce Willis, y que lleva casi 20 años haciendonos disfrutar delante de una pantalla (por cierto es la primera que veo al gran John Mclanne en la de un cine). Que nadie se lleve las manos a la cabeza, esta película no removerá los cimientos del gánero cinematográfico, no te hará pensar, ni siquiera estará entre las 50 mejores películas del año, pero te permitirá pasar un buen rato, riéndote de los chistes chulescos y fáciles de Mclanne. En la Jungla 4.0 todo está más hormonado y exagerado, hay más efectos especiales (digitales) y la historia es la misma que nos vienen contando en las tres películas anteriores; esto es, un malo muy malo tiene un plan para forrarse, eso si antes nos hace creer que tiene metas más profundas, en este caso hundir el pais (y cuando hablo de pais me refiero a EEUU claro está). Así de simple, esta producción entretiene con sólo eso. Ahora el villano en lugar de un terrorista es un ciberterrorista con su manada de Hackers y por supuesto esbirros sedientos de sangre. John Mclanne tiene a su Hacker bueno en el personaje de Mathew Farrel, interpretado por Justin Long, sirviendo para introducir todos los tópicos que hay sobre informáticos (grupo en el que me encuentro), siendo realmente esteslar el personaje de Kevin Smith abanderando el arquetipo del friki-informatico-pajillero que vive con su madre, impagable.

En resumidas cuentas, vayan al cine, y pasenlo tan bien como yo con esta entretenidisma tonteria, tal vez no esté al nivel de otras pelis de acción de los ultimos tiempos, como la saga de Bourne o Casino Royale, pero se pasa un muy buen rato a veces con eso basta.

gSamsagaz

septiembre 9, 2007 Posted by | Accion, Cine, die hard, jungla de cristal | Deja un comentario